Importancia de las células madre en los dientes

El estudio de las células madres ha dejado de ser una hipótesis, pasando a formar parte de un nuevo proyecto con grandes posibilidades en el campo de la odontología.  Las células madres son células indiferenciadas, las cuales pueden auto-renovarse, ser clonogénicas y a su vez diferenciarse de las demás estirpes de células.

La importancia de las células madre en los dientes radica en dos grandes campos, en la endodoncia (tratamientos apicoformación) y en la cirugía donde destaca la implantación y la generación de nuevos dientes.

Las células madres dentales

Abreviadas a sus siglas C.M.D, son células que poseen un potencial multidiferenciación perteneciendo al grupo de las células madres adultas con capacidad de formación de estructuras osteo/odontogénico, neurogénico y adipogénico. Además, se ha afirmado que las C.M.D a diferencia de las células madres de la medula ósea, tienen una mayor orientación hacia el desarrollo ontogénico.

Recientes estudios revelan que la idea de fabricar dientes a partir de estas células ya no es una idea tan descabellada, luego de una serie de experimentos en animales, se han revelado resultados prometedores acerca de la regeneración y la reparación de las estructuras dentales, el tejido pulpar dañado y el ligamento periodontal.

Tipos de células madres dentales

  1. Células madres de la pulpa

Conocidas como las primeras C.M.D aisladas. Han demostrado que tienen un gran potencial, su acceso y extracción es eficiente y presenta una escasa morbilidad.  Su gran diferenciación e interacción con biomateriales las han convertido en unas células madres ideales para su uso en la regeneración de los tejidos dentales.

  1. Células madres del ligamento periodontal.

Sugiere un mantenimiento de la homeostasis y la regeneración de los tejidos periodontales. De los estudios de estas PDLSC, se infiere que las mismas contienen un subgrupo especial de células capaces de diferenciarse en cementoblastos, cementocitos y en células formadoras de colágeno.

  1. Células madres de dientes temporales exfoliados.

Se consideran una fuente de fácil obtención,  aislado de la pulpa remanente de los deciduos exfoliados. Se denominan SHED, y en comparación con las DPSC se ha encontrado una mayor capacidad de especialización y proliferación.

  1. Células madre de la papila dental.

Se infiere que las mismas son precursoras de odontoblastos, habiéndose utilizado en la obtención de raíces mediante ingeniería tisular.

  1. Células madre del folículo dental.

Se han aislado de los folículos dentales de terceros molares, son C.M.D muy parecidas al resto de las células madres de origen dental pero constituyendo colonias clonogénicas menores.

Uso de células madres dentales de la pulpa dental

Las células de la pulpa dental tienen grandes propiedades inmunes, que se asemejan mucho a las células madres de la medula ósea, expresándose mediante los mismos genes y diferenciándose por vías muy similares. Como principales hallazgos, se considera su uso principal en la endodoncia donde sería posible reemplazar el tejido pulpar, crear nuevos dientes a partir de estas C.M de origen embrionario e incluso extenderse a otras patologías fuera del ámbito dental.

Sera tratado como implante celular, insertándose en el tejido blando sin comprometer al hueso.  Actualmente en España se observan grupos trabajando en esta rama de la regeneración dental, obteniéndose resultados del crecimiento de tejidos dentarios.

Compartir

Dejar respuesta