¿Tengo bruxismo? Descubre los 8 signos más característicos.

Hoy en día, el estrés se perfila como una patología endémica y omnipresente que se hace extensible a todos los ámbitos vitales de la personas inmersas en las sociedades modernas.
El padecimiento de estrés es un fenómeno masivo que puede derivar en multitud de patologías físicas o psíquicas relacionadas con la salud integral de las personas.
En este artículo vamos a hablar de una de las más desconocidas y por otro lado habituales, manifestaciones patológicas del estrés, el bruxismo.

¿Qué es realmente el bruxismo?

También conocido popularmente como “ hacer rechinar los dientes”, esta desviación se ejecuta siempre de forma inconsciente y durante el periodo de sueño del sujeto que lo padece. Fundamentalmente, consiste en el movimiento agitado y continuado, casi siempre en forma circular o transversal, de las piezas dentales durante el periodo de descanso nocturno. La patología resulta sobre todo reconocible por el característico ruido producido por el roce y fricción permanente de los dientes situados en los lados inferior y superior de la boca. El “clenching”, o apretamiento de las piezas dentales, es una disfunción habitual que acompaña a los principales desordenes fruto de esta patología.

me rechinan los dientesDebemos tener en cuenta que una persona que padece de bruxismo genera necesariamente un gran desgaste y tensión en los músculos masticatorios, ejerciendo una desorbitada presión que puede derivar en aflojamiento, sensibilidad, pérdida de esmalte o incluso ruptura en las piezas dentales del individuo que lo padece. Otra consecuencia habitual es que las piezas dentales se tornen necesariamente más sensibles a alimentos ácidos o líquidos en exceso fríos o calientes.

caso de bruxismoAdvertimos que una variable de especial relevancia en la aparición de esta patología son las circunstancias psicológicas personales  y la exposición continuada a escenarios de excesiva tensión o sufrimiento emocional por parte de los pacientes. La relación íntima entre estrés y bruxismo se hace más patente en cada nuevo estudio arrojado por la comunidad científica. Siendo ya habitual el diagnóstico conjunto de ambas patologías. Una siempre como consecuencia y reflejo de la otra.

El bruxismo no deja de ser una parafunción, siempre alarmante, que deriva de forma inevitable en una patología desencadenada por una conducta anómala. Los resultados y daños estructurales sobre la integridad dental del paciente son siempre temidos por los profesionales que nos enfrentamos a su reparación.

Siempre recordamos que puede manifestar diferentes síntomas perjudiciales tanto para la boca, como para la salud integral del paciente.

Multitud de teorías psicológicas han sido enunciadas para conseguir explicar la bruxomanía. Todas parecen concluir que un tratamiento verdaderamente eficiente del bruxismo, en ocasiones deberá pasar por un abordaje holístico del problema.

¿Cómo saber si tengo bruxismo?

Las manifestaciones y efectos clásicos se focalizan fundamentalmente en las áreas sensibles de la boca relacionadas con el proceso de masticación.

A continuación enumeramos los 8 signos más característicos a los que debemos atender:

  • Inflamación de las encías
  • Dolor o sensibilidad en la mandíbula
  • Dientes flojos y pérdida de piezas dentales
  • Dolores de cabeza
  • Dolor de oídos
  • Dolor de cuello
  • Dolor en músculos faciales
  • Vértigos

Debemos comprender que la resistencia del organismo y la cavidad bucal están preparados exclusivamente para el ejercicio de la masticación durante la ingesta de alimentos. Resultando así de esta actividad un daño y desgastes controlados y limitados a cortos espacios de tiempo que el organismo puede reparar con facilidad después de cada comida.

Las encías son una de esas principales áreas sensibles donde pueden observarse inflamaciones. Estas inflamaciones suelen producirse con mayor frecuencia por la mañana cuando el paciente está recién levantado. Otra de las áreas sensibles es la región del cráneo donde la mandíbula se articula y descansa para realizar su función de masticado. La zona especialmente sensible se denomina Articulación Témporo-Mandibular y suele sufrir una carga excesiva que puede derivar en dolor de mandíbula y otros desajustes. En estos casos es común despertarse con la sensación de haber estado masticando con intensidad y sin descanso durante toda la noche.

Muy frecuente también es constatar la aparición de piezas dentales que están flojas en su sujeción o incluso, en algunos casos, pueden derivar en la pérdida completa de las mismas.

El problema del bruxismo

Reside fundamentalmente en que el paciente extiende ese periodo de excesiva erosión a toda la noche, provocando un resentimiento severo de los tejidos sustento de las piezas dentales. Bajo esta premisa, cabe imaginar la magnitud del daño y desgastes que ocasiona el bruxismo más allá de la natural capacidad reparatoria del organismo.

Una Férula de descarga se perfila como una posible solución para minimizar estos desgastes y combatir la erosión propia de la patología.

Debemos entender que la mayoría de personas que padecen bruxismo no son conscientes de su padecimiento hasta que el desgaste resulta severo.

Ante la sospecha, o el padecimiento simultáneo de uno o varios síntomas de la lista anterior recomendamos acudir a su clínica dental habitual en busca de valoración profesional.

Para evaluar el alcance del bruxismo, tu dentista puede buscar:

  • Sensibilidad en los músculos de la mandíbula.
  • Anormalidades dentales obvias, tales como dientes rotos o ausencia de los mismos, también una alineación de dientes pobre.
  • Daño a los dientes, el hueso subyacente y el interior de las mejillas, generalmente con la ayuda de rayos x.
  • Un examen dental puede detectar otros trastornos que pueden causar la mandíbula similar o dolor de oído, como articulación (ATM) temporomandibular, otros problemas dentales o una infección de oído.

Si su dentista sospecha un componente psicológico significativo para el rechinamiento de los dientes o un trastorno relacionado con el sueño, puede ser referido a un especialista terapeuta. Un especialista del sueño puede llevar a cabo más pruebas, como la evaluación para la apnea del sueño, vídeo vigilancia y medir la intensidad que se aprieta los músculos de la mandíbula mientras duermes.

Vídeo explicativo sobre el bruxismo:

Compartir

Dejar respuesta